Amenazar con suicidarse para publicar: Marguerite Duras

images-15Marguerite Duras nació en 1914, el día 4 de abril, cerca de Saigón, en la Indochina francesa (lo que es hoy Vietnam del Sur). Era la primera niña de cinco hermanos, dos de ellos, Pierre y Paul, hijos del matrimonio y los otros dos, Jean y Jacques, hijos del padre con una esposa anterior que había muerto en Hanoi. Su padre, profesor de matemáticas, tuvo que ser repatriado a Francia cuando ella tenía sólo cuatro años a causa de unas fiebres infecciosas y jamás regresó a Indochina. Murió después de haber comprado una casa cerca del pequeño pueblo francés de Duras. Esta muerte dejó a la familia en una situación económica mucho más precaria y comenzaron a llegar las estrecheces.

Marie Legrand, la madre de Marguerite, luchó contra la pobreza con todas sus fuerzas. Se aferró a sus posesiones mientras iba descubriendo el extraño atractivo de aquella niña que no se vestía como las demás, que tenía una manera propia de hacer las cosas y que podría resultar fascinante para los hombres. Marguerite conoció a su amante chino y ser ricos se convirtió entonces en una auténtica obsesión. Seguir leyendo “Amenazar con suicidarse para publicar: Marguerite Duras”

“Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación”, Carlo Maria Cipolla

cipollaCarlo Maria Cipolla, (1922 – 2000) fue un historiador económico italiano. Nació en Pavía, y se graduó en la Universidad de esa misma ciudad en 1944. En su juventud, Cipolla quería ser profesor de historia y filosofía, y debido a eso ingresó a la facultad de ciencia política de la Universidad de Pavía. Mientras estudiaba ahí, gracias al profesor Franco Borlandi, un especialista en historia económica medieval, descubrió su pasión por la historia de la economía. Consecuentemente amplió sus estudios en la Universidad de París para licenciarse más tarde en la London School of Economics, en 1948.

Más tarde fue a la Universidad de Berkeley en USA donde consiguió situarse como catedrático de historia de la economía.

Estando en Berkeley escribió un par de pequeños ensayos: la Teoría de la estupidez humana y El papel de las especias (y de la pimienta en particular) en el desarrollo económico de la Edad Media. Primero empezaron a circular entre los profesores a golpe de fotocopia y más tarde, ante la insistencia de los colegas, los publicó juntos en un pequeño libro que tituló: Allegro ma non troppo. Seguir leyendo ““Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación”, Carlo Maria Cipolla”

“Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada”, José Luis Sampedro

José Luis Sampedro Sáez (Barcelona, 1 de febrero de 1917 – Madrid, 8 de abril de 2013) fue un escritor, 1210351123_1humanista y economista español que abogó por una economía «más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos». En 2011 se le concedió el Premio Nacional de las Letras Españolas.

Escribió el prólogo a la breve obra de Stéphane Hessel  “¡Indignaos!”, donde encontramos frases como esta: “No se eliminan los paraísos fiscales ni se acometen reformas importantes del sistema. Los financieros apenas han soportado las consecuencias de sus desafueros. Es decir, el dinero y sus dueños tienen más poder que los gobiernos”. Si no supiéramos quien lo firma, podríamos pensar que ha salido de una asamblea del 15-M, en vez de haberla dicho alguien que nació 1917.

La personalidad del autor destaca por sus ideas progresistas sobre economía y, en general, sobre la organización y decurso de la sociedad. Afirma por ejemplo: “Los brutales atentados del 11-S en Nueva York y las desastrosas acciones emprendidas por Estados Unidos como respuesta a los mismos, están marcando el camino inverso. Un camino que en la primera década de este siglo XXI se está recorriendo a una velocidad alarmante”. Seguir leyendo ““Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada”, José Luis Sampedro”

“El presente no existe, es un punto entre la ilusión y la añoranza”, Llorenç de Villalonga

Llorenç de Villalonga i Pons (Palma de Mallorca, 1 de marzo de 1897 – ibídem, 28 de enero de 1980) fue un escritor mallorquín que escribió tanto en catalán como en castellano. Es considerado una de las figuras más importantes de la literatura en lengua catalana del siglo XX.

Lloren_VillalongaHijo de padre militar, no quiso seguir los pasos de su progenitor, Miguel Villalonga y Muntaner, cosa que si hicieron dos de sus hermanos, Guillermo y Miguel. Estudió Medicina en las facultades de Murcia, Barcelona, Madrid y Zaragoza, donde terminó la carrera, especializándose en Psiquiatría, en 1926. Ejerció como médico en Palma, primero en un consultorio privado, y más tarde en el Hospital Psiquiátrico de la ciudad.

La figura del autor fue bastante controvertida desde el sector catalanista mallorquín, sobre todo tras la publicación de Mort de Dama, que luego comentaré, pues entendían que atacaba los principios tradicionales de la burguesía mallorquina y que los retrataba como unos provincianos (como así era). Seguir leyendo ““El presente no existe, es un punto entre la ilusión y la añoranza”, Llorenç de Villalonga”

Los guiños de “El nombre de la rosa” de Umberto Eco

Umberto-ecoUmberto Eco (Alessandria, Piamonte, 1932) semiólogo y escritor italiano. Se doctoró en Filosofía en la Universidad de Turín. Su tesis versó sobre El problema estético en Santo Tomás, y su interés por la filosofía tomista y la cultura medieval se hace más o menos presente en toda su obra, hasta emerger de manera explícita en su novela El nombre de la rosa (1980). Desde 1971 ejerce su labor docente en la Universidad de Bolonia, donde ostenta la cátedra de Semiótica. Seguir leyendo “Los guiños de “El nombre de la rosa” de Umberto Eco”

“Todas las personas mayores fueron al principio niños (aunque pocas de ellas lo recuerdan)”, Saint-Exupéry

antoine-de-saint-exupery-1Antoine Jean-Baptiste Marie Roger de Saint-Exupéry nació en Lyon el 29 de junio de 1900, fue un escritor y aviador francés perteneciente a una familia noble de Lyon. Fue uno de los pioneros de los vuelos postales internacionales. En el año 1931, Saint Exupéry se casó con Consuelo Suncin Sandoval de Gómez fallecida en 1979 una escritora y artista salvadoreña.

A la edad de 43 años Saint-Exupéry desapareció en una misión de reconocimiento, cuando sobrevolaba la Francia ocupada por los nazis, durante la Segunda Guerra Mundial el 14 de julio de 1944. Se estrelló sobre el mar mediterráneo.

La relación con Consuelo fue de lo más borrascosa porque Saint-Exupéry tenía un talante y unas relaciones muy bohemias que le llevaban a continuas infidelidades y desatenciones. Su mujer alternó, al contraer matrimonio con Saint Exupèry, con Gide (que la detestaba), Breton, Picasso, Dalí, Denis de Rougemont (que la consolará de sus crisis matrimoniales) o André Maurois. Seguir leyendo ““Todas las personas mayores fueron al principio niños (aunque pocas de ellas lo recuerdan)”, Saint-Exupéry”

“Escribir bien es decir con la máxima simplicidad las cosas esenciales”, Mercè Rodoreda

rodoreda_fMercè Rodoreda i Gurguí (Barcelona, 10 de octubre de 1908 – Girona, 13 de abril de 1983) fue una escritora catalana, con una infancia muy poco corriente. No fue a la escuela más que de los 7 a los 10 años y su familia la mantuvo en casa, en una burbuja, hasta que se casó, con un tío suyo, el hermano de su madre, que le llevaba 14 años y que volvió de América, donde había ido a hacer fortuna. El matrimonio debió resultar muy traumático para ella, que no conocía a ningún otro hombre fuera de su padre y de su abuelo y que no tenía nada que ver con el “tío de América” a quien no conoció prácticamente hasta que se casaron. Seguir leyendo ““Escribir bien es decir con la máxima simplicidad las cosas esenciales”, Mercè Rodoreda”

“Las personas no cambian. Son las cosas las que cambian”, Boris Vian

boris_vian_plutoniano_en_saint_germain_des_pres_3512_630xBoris Vian (Ville-d’Avray, 1920 – París, 1959) fue  un hombre polifacético que se dedicó a la música, como intérprete y compositor, como también fue poeta, dramaturgo, novelista, traductor, ingeniero y patafísico. La Patafísica es el estudio de soluciones imaginarias y de las leyes que regulan las excepciones.

A veces utilizaba un pseudónimo para firmar sus obras y otras se hacía pasar por el traductor de un autor inexistente, que era él mismo.

 En 1947, Raymond Queneau publicaba ‘Ejercicios de estilo‘, un libro que recogía 99 formas de contar una misma anécdota sin importancia (un encuentro en un autobús). Un hito en la escritura creativa. Vian no sólo coincidió con Queneau, sino que este último logró que sus primeras obras se publicasen en la editorial Gallimard, casa de autores como Sartre, Proust, Malraux o Saint−Exupéry. Seguir leyendo ““Las personas no cambian. Son las cosas las que cambian”, Boris Vian”

Julio Cortázar y los bombones de cucaracha

julio_11232Julio Cortázar (Ixelles, Bruselas, 26 de agosto de 1914 – París, 12 de febrero de 1984) fue un escritor, traductor e intelectual de nacionalidad argentina nacido en Bélgica. Optó por la nacionalidad francesa en 1981, en protesta contra el gobierno argentino.

Cortázar es conocido por sus novelas y sus relatos que trascienden de las unidades de lugar y tiempo y rozan el realismo mágico. Sus novelas más conocidas quizás son “Rayuela”, “Los Premios”, “62 Modelo para armar” y “El libro de Manuel”.  Seguir leyendo “Julio Cortázar y los bombones de cucaracha”

“Nada” de Carmen Laforet

5289_I_H_Laforet, Carmen.cultCarmen Laforet (Barcelona 1921-Majadahonda 2004) fue una escritora española que nos ha dejado su impronta en un gran número de novelas y relatos.

El primer Premio Nadal, instaurado por Editorial Destino, fue para la novela de Carmen Laforet, “Nada”, en el año 1945. El jurado optó por premiar a esta autora novel que presentó una obra muy crítica con la sociedad de posguerra.  Seguir leyendo ““Nada” de Carmen Laforet”

Justicia, verdad, mentira… ¿a quién le importan? Françoise Sagan

sagan-4w-def_hdFrançoise Sagan, cuyo nombre real era Françoise Quoirez (CajarcLot21 de junio de 1935 – HonfleurCalvados24 de septiembre de 2004), fue una escritora francesa, a menudo considerada como integrante de la Nouvelle Vague, pues también dirigió varias películas.

Su novela Bonjour Tristesse que publicó con tan solo 18 años, vendió un millón de ejemplares. Aunque procedía de una familia de la alta burguesía, este éxito le permitió independizarse y llevar una vida “a todo trapo”. Se compró un Jaguar  que conducía a gran velocidad y era asidua de los cabarets de moda de París, donde siempre se la podía encontrar con un whisky en la mano. Seguir leyendo “Justicia, verdad, mentira… ¿a quién le importan? Françoise Sagan”

Las leyendas urbanas de “La Codorniz” (la revista más audaz, para el lector más inteligente)

La revista La Codorniz fue fundada en 1941 por Miguel Mihura y sus primeros colaboradores en la revista de humor “La Ametralladora” (1937-1939). numeros-F201-199-56-469Pasaron por ella Tono, Neville, Herreros y Álvaro de Laiglesia, entre otros.  Más tarde se fueron incorporando escritores como Wenceslao Fernández Flórez, Enrique Jardiel Poncela y Ramón Gómez de la Serna. 

En la época en la que la revista estaba bajo la dirección de Álvaro de Laiglesia se incorporaron dibujantes como Mingote, Gila, Chumy Chúmez y escritores de humor satírico como Rafael Azcona, Ángel Palomino, Evaristo Acevedo y Alfonso Sánchez. Al mismo tiempo se crearon nuevas secciones que pronto se hicieron famosas: La Crítica de la Vida, La Cárcel y la Comisaría de Papel. Constituían un grupo de amigos y hacían un humor surrealista, absurdo y muy desconcertante para la época, que provocaba igual irritación que entusiasmo.  Seguir leyendo “Las leyendas urbanas de “La Codorniz” (la revista más audaz, para el lector más inteligente)”

“La mejor receta para la novela policíaca: el detective no debe saber nunca más que el lector”, Agatha Christie

Agatha Mary Clarissa Miller, DBE (Torquay, 15 de septiembre de 1890 – Wallingford, 12 de enero de 1976), más conocida como Agatha Christie, fue una escritora inglesa especializada en los géneros policial y romántico, por cuyo trabajo recibió reconocimiento a nivel internacional. Si bien redactó también cuentos y obras de teatro. Sus 79 novelas y decenas de historias breves fueron traducidas a 45 idiomas, y varias adaptadas parcine y teatro. Se calcula que se han vendido más de 200 millones de copias de sus libros.

Agatha Christie y sus montañanas de libros
Agatha Christie y sus montañanas de libros

En diciembre de 1926, Agatha Christie desapareció; hubo explicaciones/especulaciones  para todos los gustos: desde que su marido la había asesinado; que ella se había suicidado; que había sufrido un accidente de automóvil, incluso que se había marchado en un ataque de rabia al descubrir la infidelidad de su marido, Archibald, que se había enamorado de una mujer, Nancy Neel, diez años más joven que ella. Hasta el célebre novelista Sir Conan Doyle (1859-1930), padre de Sherlock Holmes, trató de ayudar en la investigación, por cierto sin ningún éxito. Finalmente Agatha apareció en un spa de Harrogate, haciéndose llamar Teresa Neele e invocó un ataque de amnesia para eludir cualquier explicación y nunca se supo la verdad. Seguir leyendo ““La mejor receta para la novela policíaca: el detective no debe saber nunca más que el lector”, Agatha Christie”

“Muy bien señor, muy bien Jeeves”, P.G. Wodehouse

P.G. Wodehouse
P.G. Wodehouse

Sir Pelham Grenville Wodehouse, KBE (Guildford, 15 de octubre de 1881 – Southampton (Nueva York), 14 de febrero de 1975) fue un escritor humorístico británico que gozó de un extraordinario éxito en vida y sigue siendo leído. Wodehouse dedicó la mayor parte del tiempo de su larga vida a escribir  y a perfeccionar su estilo.

Hablaremos aquí de Bertie Wooster y su mayordomo Jeeves, que le asesora en todo, dos de sus personajes más queridos.

“-Nunca oí hablar de él. ¿Le suena a usted ese nombre, Jeeves? 
-Estoy familiarizado con el apellido Bassington-Bassington, señor. La familia Bassington-Bassington cuenta con tres ramas: los Bassington-Bassington de Shropshire, los Bassington-Bassington de Hampshire y los Bassington-Bassington de Kent. 
-Inglaterra parece bien nutrida de Bassington-Bassingtons… 
-Tolerablemente, señor. 
-Vamos…, que no hay riesgo de que se produzca una repentina escasez, ¿verdad?” Seguir leyendo ““Muy bien señor, muy bien Jeeves”, P.G. Wodehouse”