“Somos simples desechos de la economía”, Julián Lacalle editor de Pepitas de Calabaza

220px-Logo_pepitas_de_calabaza_2Nos hemos puesto en contacto con Julián Lacalle, el editor fundador de la logroñesa Pepitas de Calabaza, editorial independiente donde las haya que lleva catorce años demostrando que puede publicarse calidad y no morir en el intento.

Explicadnos el porqué de Pepitas de Calabaza, ¿cuál era vuestro objetivo al fundar la editorial?

Era y es muy sencillo: editar aquellos libros que nos interesa que se lean y que no están en las librerías. Dar a conocer historias que nos apasionan. Propiciar discusiones sin que medien los intereses políticos.

Nos encanta la idea de un pueblo en el que todo el mundo lee y recita a Faulkner, diría que a vosotros también, ¿cómo surgió la idea de publicar a Cuerda tantos años después del estreno de la película?

La editorial toma el nombre de la película de Cuerda (“Calabaza, se acaba un nuevo día….”), así que la idea estaba cantada desde el principio. Lo que ocurre es que nos demoramos mucho. Dentro de quince años publicaremos lo que tenemos ahora en la cabeza. Hay que hacer las cosas con calma.

Reproducimos unas palabras de uno de vuestros autores: ”[…] Nadie debería trabajar jamás. El trabajo es la fuente de casi toda la miseria existente en el mundo. Casi todos los males que se pueden nombrar proceden del trabajo o de vivir en un mundo diseñado en función del trabajo. Para dejar de sufrir, hemos de dejar de trabajar. Eso no significa que tengamos que dejar de hacer cosas. Significa que hay que crear una nueva forma de vida basada en el juego: en otras palabras, una revolución lúdica…”, una idea muy transgresora en un momento en el que parece que la mayoría de la población está preocupada justamente o bien por no tener trabajo o bien por el miedo a no conservarlo. ¿Creéis que algo cambiaría si el mensaje de Black llegara a más gente?

Lo primero que hay que tener en cuenta hoy es que es el mundo del trabajo el que ya no nos quiere a buena parte de los humanos, ya somos prescindibles. Somos simples desechos de la economía. Y que solo llegaremos a ser útiles si generamos algún valor para ella.

Las ideas de Bob Black son una buena muestra de la crítica radical al capitalismo caníbal (incluido ahí también el capitalismo de los comunistas). La crítica al trabajo existe desde el mismo momento en que se obligó a alguien a deslomarse por algo que no entendía.

Más nos vale que la idea vaya calando, pues tenemos muy pocas opciones sanas más de supervivencia mental y material.

amanece-que-no-es-poco-xl¿Qué significa para vosotros ser un referente del pensamiento heterodoxo y libertario?

La verdad, prefiero no cargar con esa losa. Vamos haciendo lo que nos apetece, poco a poco, y con un criterio claro. Eso sí, nos supone mucha discusión y una reevaluación constante del trabajo y de los textos a los que damos cobijo.

¿Cuál es vuestra visión acerca del libro digital?

Un poco borrosa.

No tenéis inconveniente en publicar a autores desconocidos, algo que no hacen muchos editores hoy en día, ¿qué consejo/s le daríais a los escritores que empiezan y no consiguen publicar sus manuscritos?

La verdad es que la mayoría de los escritores que publicamos son unos completos desconocidos, al menos para la gran mayoría de la gente, por lo cual es bastante laborioso darlos a conocer, pero al final siempre acaba resultando muy gratificante, incluso con independencia del resultado final.

Solo hay una cosa peor que que te den un consejo: dedicarte a repartirlos.

En ocasiones parece que todo el mundo se haya puesto a escribir, no sé vosotros, pero muchos editores explican que reciben decenas de textos diariamente, ¿a qué creéis que se debe este fenómeno?

No tengo ni idea. La verdad es que no nos da tiempo a leer todo lo que llega. Y eso nos genera un sabor de boca espantoso. Es un poco exagerado eso de “toma, aquí te mando esta novela de 600 páginas que he escrito”, de alguien a quien no conoces de nada y que ves que se lo está mandando a 70 editoriales a la vez. ¡Joder, en tres días se vuelven locos la mitad de los editores del país! Yo si quisiera publicar un libro elegiría cuidadosamente quién quiero que sea mi editor. Y luego actuaría en consecuencia.

El fenómeno es bastante llamativo. Además si te cuesta contestar al correo electrónico –una de las mayores pesadillas y esclavitudes modernas- hay quien hasta te insulta. La cosa contrasta con algunos autores –generalmente amigos- a los que hay que perseguir durante años para que escriban esa historia que te interesa.

No sé, el equilibrio es difícil. Y la tiranía del anonimato que proporciona el correo electrónico no lo facilita.

pataExplicadnos cómo es vuestro proceso de selección y decisión de los títulos que vais a publicar.

No tenemos un proceso concreto. Editamos los libros que nos interesan. A veces no están escritos. A veces hay que armarlos a partir de búsquedas en archivos. A veces nos interesa un tema y leemos hasta dar con el texto que nos satisface. A veces son traducciones. A veces… A veces…

¿Qué creéis que es lo más difícil de vuestro trabajo?

Sin duda el trabajo de comunicación. Dar a conocer a un autor o un texto que se sale de las sendas ya trazadas es muy laborioso.

¿Cuál es el titulo/s del que estáis más orgullosos?

De todos y cada uno de ellos. No podría seleccionarte uno solo.

¿Nos avanzáis algo sobre vuestras próximas novedades?

Los escritos anarquistas de Julio Camba. Un libro al que le hemos puesto mucha dedicación en los últimos años y que por fin saldrá en mayo.

Encontrarás más información aquí: http://www.pepitas.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s