“Escribir bien es decir con la máxima simplicidad las cosas esenciales”, Mercè Rodoreda

rodoreda_fMercè Rodoreda i Gurguí (Barcelona, 10 de octubre de 1908 – Girona, 13 de abril de 1983) fue una escritora catalana, con una infancia muy poco corriente. No fue a la escuela más que de los 7 a los 10 años y su familia la mantuvo en casa, en una burbuja, hasta que se casó, con un tío suyo, el hermano de su madre, que le llevaba 14 años y que volvió de América, donde había ido a hacer fortuna. El matrimonio debió resultar muy traumático para ella, que no conocía a ningún otro hombre fuera de su padre y de su abuelo y que no tenía nada que ver con el “tío de América” a quien no conoció prácticamente hasta que se casaron.

Todo ello influyó para que Mercè Rodoreda decidiera separarse de su marido a los pocos años de matrimonio y volver a casa de su madre, con su hijo Jordi. Poco después estalló la guerra Civil y ella marchó al exilio, dejando atrás cualquier ligamen con su familia. En París se implicó con el llamado grupo de Roissy, de intelectuales catalanes y conoció a Armand Obiols, el amor de su vida, que también estaba casado y tenía varios hijos. Esta relación le valió el ostracismo del grupo y, con la marcha de Obiols a buscar trabajo fuera de París, la sumió en una gran soledad que sería su eterna acompañante.

Mercè Rodoreda escribía como una necesidad vital; necesitaba escribir y estar sola para hacerlo; dedicó toda su vida al oficio y esto le hizo dejar de lado las relaciones personales; su vida fue seguramente muy desgraciada pero para ella no había opción: tenía que escribir.

De todas las obras de la autora, muy numerosas, citaré El carrer de les camèlies, Jardí vora el mar, La plaça del Diamant y La mort i la primavera. Y para mí la mejor: Mirall trencat.

3332mirallpEsta novela, dividida en tres partes, sigue la historia/saga de la familia Valldaura durante tres generaciones. La protagonista, una chica “menestral”, tiene un desliz siendo muy joven y debe ocultar al hijo tenido por amor; consigue salir de su ambiente y casarse con un hombre rico, Salvador Valldaura. 

A partir de su matrimonio, la novela narra la historia de su hija, Sofía y de sus desgraciados nietos; el clímax del drama se produce en esta generación, cuando la hija adoptada y el hijo biológico se enamoran y tienen una relación tan apasionada que les conduce a deshacerse del hermano pequeño, le ahogan en un estanque y, cuando descubren que sí que son hermanos de sangre, se produce el suicidio irremediable de uno de los amantes.

Es una novela muy recomendable, os sugiero leerla en catalán, el idioma original, aunque existe una buena traducción al castellano. También se ha hecho una versión para la televisión, con una ambientación muy conseguida.

Una de las mejores autoras del siglo XX, incluyendo hombres y mujeres, a criterio del escritor y editor Josep Maria Castellet.

Al leer a Rodoreda siempre me asalta la misma duda, ¿hubiera escrito tan espléndidamente si no se hubiera cargado su vida personal? Me da miedo la respuesta…

Ana F.

Anuncios

Un comentario sobre ““Escribir bien es decir con la máxima simplicidad las cosas esenciales”, Mercè Rodoreda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s