Julio Cortázar y los bombones de cucaracha

julio_11232Julio Cortázar (Ixelles, Bruselas, 26 de agosto de 1914 – París, 12 de febrero de 1984) fue un escritor, traductor e intelectual de nacionalidad argentina nacido en Bélgica. Optó por la nacionalidad francesa en 1981, en protesta contra el gobierno argentino.

Cortázar es conocido por sus novelas y sus relatos que trascienden de las unidades de lugar y tiempo y rozan el realismo mágico. Sus novelas más conocidas quizás son “Rayuela”, “Los Premios”, “62 Modelo para armar” y “El libro de Manuel”. 

Pero aunque sus novelas son las que le dieron a conocer al gran público, escribió también multitud de relatos que presentan una originalidad en argumento y forma inédita hasta entonces.

Es difícil elegir entre tantos; forzando la memoria he concluido que los mejores para mí fueron dos: Circe, incluido en Bestiario y La noche boca arriba, del libro El final del juego.

JULIO-CORTAZAR-AUTOR-BESTIARIO-PARIS_CLAIMA20110320_0092_19 -www.sjarre.com.ar -El primero tiene que ver con una situación de la vida del autor quien, tras aprobar en nueve meses los tres cursos para titularse como traductor oficial de francés e inglés, pasó una época en que buscaba afanosamente en su comida la presencia de cucarachas. Se dice que escribió Circe para exorcizar la manía. Se trata de una historia de amor entre una muchacha extraña a la que todos rechazan y un chico joven, su tercer novio tras la muerte trágica de sus dos predecesores. La protagonista, Delia, es una maestra en el arte de preparar licores y bombones caseros y siempre se los da a probar al joven Mario con una condición: que mantenga los ojos cerrados. Y así discurre la historia con la presión de Delia sobre Mario para que analice los sabores y le cuente sus impresiones hasta que él abre los ojos y comprueba que el delicioso relleno de los bombones es de… cucaracha.

portada-final-juego_grandeEn La noche boca arriba juega con el tiempo; plantea un episodio urbano, en París, en que un chico sufre un accidente con su motocicleta por lo que es trasladado a un hospital. Cuando pierde la consciencia tiene unos sueños alucinantes en los que se encuentra escondido en unas marismas para huir de una tribu azteca que captura indios Motecas para sacrificarlos. El muchacho recupera la lucidez y se encuentra en la sala del hospital, con un brazo escayolado y mucha fiebre; la fiebre le amodorra y vuelve a la inconsciencia y vuelve a la selva mejicana donde es capturado por los Aztecas y llevado a una mazmorra desde donde oye los gritos de los prisioneros que van siendo sacrificados; vuelve a recuperar el conocimiento y a la tranquilidad del hospital hasta que le vence el sueño y acaba siendo sacrificado. El final del relato permite descubrir que se trata en realidad de un joven azteca que, en sueños, cree encontrarse en París…

Si no  conocéis a Cortázar es imprescindible que leáis alguna obra suya; si no tenéis más tiempo, por lo menos buscad estos relatos en Internet y os aseguro un kit kat de magia en la vida cotidiana.

Ana F.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s