Esbozando a Juan Tallón

1378120704124JuanTallon-CastroBal-2013-06Esta semana en Post Scríptum entrevistamos a Juan Tallón, otro de los escritores de Letras Propias. Juan es autor de “El váter de Onetti” (editorial Edhasa) y de la novela corta ganadora del Premio Lueiro Rey de 2012 “Fin de poema” (editorial Sotelo Blanco), ambas publicadas en 2013.  No son sus únicas obras, en 2011 publicó también con Sotelo Blanco la original “A pregunta perfecta (o caso Aira-Bolaño)“. Pronto os contaremos algunas novedades editoriales de Juan Tallón para el 2014…

Defínete en tres líneas.

Tres líneas es una novela, así que digamos, brevemente, que soy un tipo que escribe porque algo va mal, pero no sabe el qué. Esto serían dos líneas.

Tu primer libro.

He conseguido olvidarlo. No sé cómo pude escribir aquel horror. Baste decir que, cuando quiero recordar el título, para decir algo de mí que no sepa, llamo a mi padre. Él es el que lleva estas cosas. Es lo malo de escribir tres novelas, que empiezas a olvidar los títulos.

¿De qué iba aquella primera obra que tiraste a la basura?

Iba de lo que no tenía que ir. Yo estaba impactado por la lectura de American Pyscho, de Bret Easton Ellis. Me sentía impresionado porque en una novela pudieses decir Armani, en lugar de traje, o Coca-cola en el sitio de refresco. Por no hablar de aquella forma de matar que exhibía Mr. Bateman. No eran tanto crímenes, como un cierto estilo de vida distinguido, vertiginoso y arriesgado. Quise hacer algo igual. Ni siquiera parecido. Igual. Pobre. Escribí 25 folios, que di a leer a un profesor de literatura. Me convenció de que no fuese por ese camino. Le estoy muy agradecido. Aquello era una temeridad, sinceramente.

Lo que te hubiera gustado ser y no eres.

Mi problema es que nunca he querido ser nada en especial. Y menos aún algo importante. Tal vez por eso he acabado siendo periodista. Y además escritor. Todos los males se han cebado conmigo. Pero por otra parte, ser escritor está bien. Me temo que no querría ser otra cosa ya. Ser escritor es mejor que ser presidente del Gobierno.

9788435012294.jpgCompleta la frase: “si yo fuera presidente del gobierno…”.

Delegaría en la vicepresidencia, y escribiría novelas sobre la podredumbre del poder. Y me apuntaría a unas clases de golf. Y después me iría a mi casa, avergonzado por haber tomado unas clases de golf en horas de gobierno.

La novela en la que te gustaría vivir.

Me conformaría con estar dentro de un cuento de Borges, para curiosear y tratar de averiguar cómo funciona la maquinaria por dentro.

El personaje de ficción que siempre has odiado.

El protagonista de Residuos, de Tom McCarthy, llegó a desesperarme.

El autor/a con el que te encantaría poder cenar un día.

Si no cena demasiado tarde, y si podemos sacarla de la tumba, me gustaría cenar con Susan Sontag.

Algo que te gusta.

Encontrar una frase brillante de pronto. Desayunar tampoco está mal.

Fin de poema -baja resoluciónAlgo que odias.

El “cantamañanismo”. Esa gente, que es casi toda, en especial tus amigos, que no pueden ser puntuales. No saben. O no quieren. La impuntualidad debería ser delito. Es un desprecio absoluto por la persona con la que te citas. Tenerla ahí, contando baldosas, o consultando el teléfono tontamente. No sé. Me parece terrible. Hace unos días conocí a Jesús Marchamalo, y me dijo que era un tipo puntualísimo. Conmigo, lo fue. Lo querré siempre. Cómo no querer a alguien así.

El talento que te gustaría tener.

La impuntualidad, empiezo a sospechar. Siempre me frustró mucho, en otro orden de cosas, no saber hacer el caballito con la bicicleta.

9788478246069.gifTu definición de desgracia.

Acontecimientos, después de unas horas, más o menos divertidos, comparados con la tragedia.

El último libro que has leído.

Operación Dulce, de Ian McEwan.

El próximo que leerás.

Técnicas de iluminación, de Eloy Tizón. Palabras mayores. Creo que será el acontecimiento, en términos de lectura, de la década. Este señor es, sencillamente, grandísimo. Tal vez nunca lea el libor, ahora que lo pienso, para así tener siempre la posibilidad de leerlo por primera vez.

Una crítica actual.

Este país es una mierda, en líneas generales.

Un pensamiento positivo.

Cada día soy más fatalista.

Puedes leer a Juan Tallón en su blog: descartemoselrevolver.com.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s