“Muy bien señor, muy bien Jeeves”, P.G. Wodehouse

P.G. Wodehouse
P.G. Wodehouse

Sir Pelham Grenville Wodehouse, KBE (Guildford, 15 de octubre de 1881 – Southampton (Nueva York), 14 de febrero de 1975) fue un escritor humorístico británico que gozó de un extraordinario éxito en vida y sigue siendo leído. Wodehouse dedicó la mayor parte del tiempo de su larga vida a escribir  y a perfeccionar su estilo.

Hablaremos aquí de Bertie Wooster y su mayordomo Jeeves, que le asesora en todo, dos de sus personajes más queridos.

“-Nunca oí hablar de él. ¿Le suena a usted ese nombre, Jeeves? 
-Estoy familiarizado con el apellido Bassington-Bassington, señor. La familia Bassington-Bassington cuenta con tres ramas: los Bassington-Bassington de Shropshire, los Bassington-Bassington de Hampshire y los Bassington-Bassington de Kent. 
-Inglaterra parece bien nutrida de Bassington-Bassingtons… 
-Tolerablemente, señor. 
-Vamos…, que no hay riesgo de que se produzca una repentina escasez, ¿verdad?”

La relación que mantienen es un desigual combate en el que siempre triunfa el intelecto de Jeeves que, no en vano, come mucho pescado. Wooster tiene que hacer singulares equilibrios para no ser completamente abducido por la brillantez de Jeeves; equilibrios que siempre acaban en batacazo.

Como decía, acaba en el suelo o en la piscina, como en la famosa anécdota de “El Club de los Zánganos”, que siempre cita pero nunca se relata, que consistió en una apuesta con su amigo Tuppy Glossop de que cruzara la piscina del club agarrándose a las anillas que colgaban del techo; pero el malvado Glossop había atado la última anilla de manera que no se podía bajar y Bertie Wooster tuvo que tirarse a la piscina (literalmente) vestido de etiqueta. Nunca lo olvidó. 

Wooster tiene una buena colección de tías, entre las que destaca tía Agatha, mujer temible y que le trata a zapatazos:

“Me volví hacia la tía Agatha, cuya actitud era parecida a la de aquel que, cuando recogía margaritas entre las vías del ferrocarril, acaba de recibir el impacto del expreso de Down allí donde la espalda cambia de nombre.”

Y la tía Dahlia, que le tiene simpatía y que se caracteriza por tener una voz muy potente, fruto de sus cacerías persiguiendo al zorro azuzando a los perros en las llanuras de Aberdeen.

Como era de esperar, Bertie se enamora periódicamente de alguna muchacha, de belleza deslumbrante y coco potente; de esas que debían pertenecer a alguna Sociedad para el Pensamiento Elevado (V. Guillermo Brown).

“En cierta ocasión me comprometí con su hija Honoria, una espantosa exhibición de dinamismo, que leía a Nietzsche y tenía una risa como de olas rompientes contra una agreste costa rocosa.”

DeAcuerdoJeevesSus novias, como todas las novias, quieren cambiarle y hacer de él un intelectual y pretenden hacerle leer voluminosos libros sobre ontología o metafísica que dejan a Wooster al borde del colapso. Naturalmente, Jeeves, que las ve venir, procura y consigue deshacer los compromisos.

Y no se puede pasar por alto a Lord Emsworth, noveno conde de Emsworth, dueño del castillo de Blandings, cuya lectura favorita son los libros sobre la cría del cerdo.

Lord Emsworth es un hombre sencillo a quien amargan la vida sus hermanas y el jardinero jefe del castillo, McAllister, un escocés con gran habilidad para la jardinería y un mal genio de mil demonios. Como compensación tiene a su querida cerda, la Emperatriz de Blandings, que también le compensa de los quebraderos de cabeza que le proporciona su hijo menor.

“A diferencia del bacalao macho, que, una vez convertido en padre de tres millones quinientos mil bacaladitos, decide animosamente quererlos a todos, el aristócrata de nuestros tiempos se da cuenta de que su hijo menor es un perfecto incordio.”

Con esta pequeña muestra pretendo azuzar, no a los perros, sino vuestra curiosidad por este autor que descubrí a los 17 años en la colección del Círculo de Lectores y que no he parado de leer, releer y disfrutar. Porque lo importante en Wodehouse no es tanto lo que dice sino cómo lo dice.

Ana F

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s