Esbozando a Sergio Mira

SergioMiraJordanNuestra entrevista de esta semana es al más joven de los autores de Letras Propias: Sergio Mira. El autor de la fantástica novela El asesino del pentagrama transpira talento por los cuatro costados, entre otras muchas cosas es compositor, músico, escritor, poeta, profesor y articulista.

Defínete en tres líneas.

Como lector, me gusta que el texto vaya directo al estómago, un directo de sinceridad potente en el que sobren las palabras vacías. Como autor, trato de conseguir eso mismo. 

Tu primer libro.

El primer libro que recuerdo haber leído y haber disfrutado fue El Día de la Independencia de Richard Ford.

¿De qué iba aquella primera obra que tiraste a la basura?

De lo que van todas las primeras obras de juventud: de que tus problemas son los más graves del mundo. De eso solo, y nada más.

Lo que te hubiera gustado ser y no eres.

De pequeño quería ser arquitecto, pero de catedrales góticas. Me recuerdo copiando planos en un cuaderno. Luego preferí contar las historias de esos sueños y, mejor aún, enseñarles a otros cómo hacerlo.

Completa la frase: “si yo fuera presidente del gobierno…”.

Seguramente habría más dinero para educación y para sanidad. Con una mente instruida y un cuerpo sano, es más fácil leer y escribir.

AsesinoPentagramaLa novela en la que te gustaría vivir.

Sería un gozo pasearse por el interior de El tercer policía, de Flann O’Brien.

El personaje de ficción que siempre has odiado.

A todos los personajes tipo de la literatura infantil, sin trasfondo ni pasado. Y a esos malvados muy malvados que no tienen otra razón que la de ser muy malos.

El autor/a con el que te encantaria poder cenar un día.

Con Chuck Palahniuk, sin duda. Y, si no puede, Paul Auster.

Algo que te gusta.

Me gustaría fotografiar el amanecer desde un mismo lugar durante muchos días seguidos, para tomar conciencia de que todo cambia, pero en el fondo sigue igual.

Algo que odias.

El no tenerlo todo bajo control y, por ende, las sorpresas.

El talento que te gustaría tener.

Tocar algún instrumento más o conocer más idiomas.

Tu definición de desgracia.

Cuando ya hemos bajado los brazos por completo.

El último libro que has leído.

Leo siempre varios a la vez. Ahora llevo en la tableta Hagakure de Yamamoto Tsunetomo.

El próximo que leerás.

El último de Richard Ford, Canadá.

Una crítica actual.

Que no nos paremos a ver la naturaleza que nos rodea.

Un pensamiento positivo.

Si quieres, puedes. Y si no puedes, sigue intentándolo una y otra vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s