Esbozando a Álex Nogués

alex-noguesContinuamos con las entrevistas a los autores que forman parte de Letras Propias, hoy esbozamos a Álex Nogués. Ha publicado los cuentos de ciencia ficción Inmortaliza 756, Symbios y Examen de Conciencia en la revista Redes. Publicó el original libro de fotocuentos La cámara de escribir conjuntamente con los fotógrafos Noemí López y Marc Villalba (blog). Su producción literaria actualmente se centra en la literatura infantil, fantástica y de ciencia ficción. 

Defínete en tres líneas.

Me gustaría pensar que estoy hecho de la misma materia con la que se tejen los sueños, pero no soy más que un Homo sapiens sapiens, un virtuoso de los defectos y un defectuoso usuario de virtudes.

Tu primer libro.

El primer libro que recuerdo haber leído es “El pirata Garrapata” de Juan Muñoz Martín. Con toda probabilidad, leí otros antes. Lo que me recuerda que tengo una memoria malísima para todo aquello que leo. Los libros me dejan una huella, una sensación, me esculpen el cerebro y las emociones, pero los olvido casi por completo. Hace poco han descubierto el porqué los niños no almacenan recuerdos hasta los seis años de edad. Tiene que ver con el nacimiento de nuevas neuronas. Ahora ahogo mi angustia engañándome con la feliz idea de que, ahí dentro, en alguna parte, siguen brotando neuronas masivamente que no me permiten memorizar ni argumentos, ni personajes, ni escenas.

¿De qué iba aquella primera obra que tiraste a la basura?

No recuerdo haber tirado ninguna, ni leída ni escrita. Aunque después de tantos años resistiéndome y todas las estanterías a punto de explotar…creo que comenzaré con algunos errores de juventud. Paulo Coelho por ejemplo.

Lo que te hubiera gustado ser y no eres.

Me hubiera gustado ser naturalista. Un científico puro, al estilo Charles Darwin. O un divulgador apasionado como David Attenborough. O simplemente un hombre salvaje, viviendo en plena naturaleza, sin normas ni relojes. Me hubiera gustado ser naturaleza. Más naturaleza.

Completa la frase: “si yo fuera presidente del gobierno…”.

Tendríamos un problema muy grave. Para que yo decidiera hacerme político tendría que haberme vuelto loco antes. Pero pensándolo bien, por muy loco que estuviera no creo que lo hiciera peor que los presidentes que tenemos y hemos tenido. Supongo que mi prioridad sería la educación. Como dijo Mark Twain “Una persona que no lee no tiene ventaja alguna sobre otra que no sabe leer.”

La novela en la que te gustaría vivir.

Hablando de Twain, me gustaría vivir en la Isla Jackson junto a los piratas Tom Sawyer y Huckleberry Finn. Si no, creo que me gustaría ser un hobbit. Vivir tranquilamente con dos desayunos al día y buena compañía. Eso sí, después de unos cuantos años de aventuras, a ser posible en el Mundodisco.

El personaje de ficción que siempre has odiado.

El personaje más odioso de los que recuerdo —apunto de nuevo mi mala memoria— es Bonhart, un cazarecompensas que aparece en las últimas novelas de la saga de Geralt de Rivia, escrita por Andrzej Sapkowski. De hecho hay una horda de personajes abominables en esa saga. Un genio Sapkowski.

El autor/a con el que te encantaría poder cenar un día.

¡Terry Pratchett! Sin ninguna duda.

thbAlgo que te gusta.

Las cosas que parecen sencillas pero que no lo son: la sonrisa de mis hijos, estar a solas con mi mujer, poner los pies dentro de un río fresco y limpio, cocinar una buena paella, dejar la mente en blanco, acabar un proyecto que he empezado…  

Algo que odias.

Odio la estupidez y todos los males que acarrea. Creo además que, por desgracia, es uno de los pocos rasgos que nos diferencian de los animales y nos hacen verdaderamente humanos. Es un rasgo congénito y eso lo hace más odioso.

El talento que te gustaría tener.

Saber dibujar y tener el precioso don de la comunicación oral.

Tu definición de desgracia.

Que la vida se lleve lo que más quieres o, aún peor, pasar por ella sin haber amado. 

El último libro que has leído.

Uno muy cortito pero precioso como una caricia: Un cesto lleno de palabras de Juan Farias.

El próximo que leerás.

No lo sé. Me esperan Moby Dick de Herman Melville —sí, no lo he leído aún, ¿qué pasa?— y El Detalle, una recopilación de tres novelas cortas de José Carlos Somoza. Cuando acabe el que tengo entre manos, —Mal de Escuela de Daniel Pennac— decidiré.

Una crítica actual.

Me sorprende y me entristece nuestra ceguera permanente ¿Tan difícil es entender que el mundo no es nuestro? Tiene que haber algo más en la vida que tenerlo absolutamente todo. ¿Tan difícil es verlo que ni siquiera nos abre los ojos una crisis inventada por cuatro malnacidos neoconservadores?

Un pensamiento positivo.

Después de la respuesta anterior parece que lo que sigue me lo digo a mí mismo: No te agobies tanto. “Tú eres solo una coma en las páginas de esta historia.” Como no, del gran Terry Pratchett.

Sigue a Álex Nogués en: http://problemasconlasburbujas.wordpress.com. 

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Álex, un placer saber más de ti. Y encontrar coincidencias: Mal de escuela, Juan Farias, el amor a la naturaleza, la paella, la literatura infantil… un abrazo.

    • Hola Elisa! Realmente sí que coincidimos en cosas, aunque no me sorprende. ¿Quién le diría que no a una buena paella? ¿Quién no querría proteger el niño que fue toda su vida? Y el resto…Juan Farias, Mal de Escuela, la naturaleza…es cuestión de tener la suerte de descubrirlo. Coincidimos en ser unos privilegiados que hemos tenido la oportunidad de acceder a ello. Ah…se te ha olvidado decir que también compartimos el amor por escribir, arte que dominas como nadie. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s