¡Piii, suena el pito! ¡Límpiate los pies y cierra la puerta!

Enid Blyton
Enid Blyton

Enid Blyton (East Dulwich, 1897 – Londres. 1968). Escritora inglesa. Es una de las autoras de literatura infantil y juvenil más populares del siglo XX, sin embargo, ha sido habitualmente ninguneada por la crítica, que la ha acusado de repetir modelos narrativos y estereotipos. No hace mucho incluso leí un artículo en el que explicaba que Enid le daba a la bebida, tenía un carácter vengativo, era una mala madre, se enrolló con la niñera de sus hijas y jugaba al tenis desnuda (cuestión, esta última, que me pareció altamente incómoda más que rompedora). En cualquier caso, eso no me hará cambiar el recuerdo de la lectura de sus libros. Y es que no en vano dicen que en muchas ocasiones, cuando admiras a alguien, lo mejor es no conocerlo nunca en persona.

Para mí sus obras principales, (escribió más de un centenar) son: Aventura en la Isla (1944), Aventura en el Castillo (1946), Aventura en el Valle (1947), Aventura en el Mar (1948), Aventura en la Montaña (1949), Aventura en el barco (1950), Aventura en el circo (1952), Aventura en el río (1955).

Quiero centrarme en estas Aventuras, las de Jorge, Dolly, Jack y Lucy… y por supuesto el loro Kiki: ¡Pon el escalfador al fuego!

Estos niños corrían aventuras inesperadas a partir de unas vacaciones convencionales. Jorge y Dolly eran hijos de la señora Mannering; su padre había muerto tiempo atrás y estaban internos en un colegio de acuerdo con la costumbre inglesa. Jorge tenía una habilidad especial con los animales, habilidad que en alguna aventura, como Aventura en el Circo,  les salvó la vida; a Dolly, por el contrario, le horrorizaban y montaba algunas buenas peleas con su hermano, cuando él se guardaba ratas blancas, tejones o ciempiés en el bolsillo y los hacía salir a tomar el aire.

Enid Blyton BooksJack y Lucy también eran hermanos, ambos pelirrojos y pecosos con ojos verdes de gato, habían quedado huérfanos desde pequeños, estaban en un internado y tenían que pasar sus vacaciones en casa de un tío cascarrabias; de ahí que el loro de Jack, Kiki, repitiera continuamente órdenes del tipo: ¡suenate la nariz! Y a base de viajar en tren del colegio a casa, el loro aprendió a hacer su famoso ruido de una locomotora entrando en un túnel, que sobresaltaba al más pintado.

Desde el primer libro de la serie, Aventura en la Isla, las dos parejas de hermanos se conocen y se hacen amigos de tal manera que Allie Mannering decide adoptarlos y ya comparten su vida hasta el último libro.

Otro personaje fundamental es Bill Smugs (realmente se llamaba Cunningham) que es un VIP de la policía inglesa y que se ve arrastrado a las aventuras de los niños o los arrastra él involuntariamente: falsificadores de moneda, espías, contrabandistas de armas, tesoros escondidos, en fin, todo lo que hace volar la imaginación de un niño, les ocurre a ellos sucesivamente.

And this are his Enid Blytons
“And this are his Enid Blytons…”

La autora tenía la intención de acabar la serie con Aventura en el barco y diseñó un happy end haciendo que Bill y Allie se casaran. Sin embargo, la presión de las cartas de muchos niños que no querían que se acabaran las aventuras de ninguna manera, hizo que añadiera dos títulos más.

En el tiempo que pasan en Inglaterra, los niños están situados en una familia corriente de clase media lo que permite conocer sus costumbres. A finales de los 50 me sorprendieron mucho algunos de los conceptos: el internado, por ejemplo, como el sistema más natural de ir al colegio; las excursiones, ellos solos, con cestas de picnic y unas comidas rarísimas como latas de lengua, que comían juntamente con galletas y mermelada; la vestimenta de las niñas con pantalones cortos, como los niños y las llamadas zapatillas con suela de goma que luego se popularizarían en Barcelona como bambas Victoria; o el hecho de que pudieran tener animales dentro de casa.

En fin, estaba seducida por el estilo de vida inglés por mis lecturas de enana; los Guillermos de Richmal Crompton y las Aventuras de Enid Blyton.

Cuando se habla de una de  estas autoras es frecuente que te pregunten por la otra:

– ¿Te gustan los Guillermos de Richmal Crompton?

– Yo prefiero las Aventuras de Enid Blyton.

molinoY es como hablar de perros y que te respondan que prefieren los gatos. Como decía Mafalda: “¿Por qué hablar de gatos cuando estamos hablando de perros?

Las aventuras de estos personajes, algunas de las cuales fueron editadas antes de que yo naciera, me acompañaron durante mi infancia; las leí y las releí muchas veces, deseando que se publicara la traducción de una nueva.

Gracias Editorial Molino!!!!

Ana F.

Anuncios

Un comentario sobre “¡Piii, suena el pito! ¡Límpiate los pies y cierra la puerta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s